El Centro Histórico

Testigo de los acontecimientos más importantes del puerto desde hace más de 180 años y rodeada de atractivos, la Plazuela Machado aún es el alma de varias festividades mazatlecas

Corría el año de 1832, cuando en Mazatlán se construyó un dique que permitió ganar un extenso terreno al mar, cambiando la geografía de lo que en aquel entonces era su zona urbana y hoy es el Centro Histórico.

Al ver las posibilidades que este hecho generaría, el comerciante Juan Nepomuceno Machado compró un predio que después donó al Ayuntamiento bajo la condición de que ahí se construyera una plazuela pública.

Así nació la Plazuela Machado, aunque en sus inicios se le llamó “Paseo de los Naranjos” debido a los árboles de naranjo que rodeaban la explanada original. En 1881 se realizó la primera remodelación, que incluyó la construcción del bello quiosco que actualmente señala el centro de la plazuela.

Desde entonces, la Plazuela Machado es el corazón del Centro Histórico de Mazatlán, protagonista y guardián de muchas historias memorables del puerto y paso obligado para quienes desean descubrir los atractivos de la zona mientras pasean por sus calles.

Vecinos de abolengo

Tras su edificación, la Machado pronto atrajo a los más acaudalados comerciantes de la época para construir sus residencias y edificios comerciales alrededor de la plazuela.

Varios de estos edificios aún permanecen, presumiendo su belleza arquitectónica de finales del S. XIX que impregna a la Machado de ese ambiente nostálgico y que incluso hoy todavía hace recordar aquellas tardes en que los mazatlecos dedicaban sus tardes a pasear bajos sus árboles de naranjo.

Los Portales de Cannobio con sus leyendas, el majestuoso Teatro Ángela Peralta y el Museo de Arte son algunos de los edificios que rodean a la Machado. En ellos encontrarás restaurantes, galerías y todo tipo de historias “patasaladas”; además de ser los sitios perfectos para disfrutar de los eventos que se realizan en la plazuela, ya sea desde un balcón, una banca de la plazuela o la mesa de los muchos restaurantes que rodean a la Machado. Y si te decides a buscar por las calles que rodean la plazuela, tu curiosidad será recompensada por más establecimientos de arte, librerías, bares, cafeterías, boutiques, un poco de todo.

El alma de la fiesta

Sus años no son ningún impedimento para que la Plazuela Machado sea el alma de muchos eventos mazatlecos. Festival Cultural, Día de la Música, exposiciones de arte, conciertos y claro está, el Carnaval de Mazatlán, son tan solo los ejemplos más representativos.

Cómo llegar

La Plazuela Machado se encuentra en el cruce de las calles Constitución, Heriberto Frías, Sixto Osuna y Carnaval; en el Centro Histórico.

Una plazuela muy carnavalera

Una cosa es la Machado el resto del año y otra cosa es durante carnaval.

En esos días la plazuela es sede de la muestra gastronómica, evento en el que los restaurantes del puerto se lucen con lo mejor de sus menús al ritmo de banda. La muestra gastronómica se desarrolla cada día de carnaval desde la tarde y hasta que el cuerpo aguante.

Además, al estar muy cerca de otras sedes carnestolendas como Olas Altas y el Teatro Ángela Peralta, la Plazuela Machado entra en el “circuito” que espontáneamente crean las almas carnavaleras que cada noche recorren todos los puntos de la fiesta del Rey Momo.

Comments

comments

Powered by Facebook Comments