Una obra a la vida

Pro Autismo 67
El Monumento a la Continuidad de la Vida hace honor a su nombre cada tarde, cuando su explanada se rodea de familias y deportistas que acuden a disfrutar de la fresca brisa marina

El Paseo Claussen, una de las secciones del largo malecón mazatleco, está aderezado por plazuelas, monumentos y diversos atractivos, cada uno de ellos con su propio encanto.

Una de sus piezas más conocidas es el Monumento a la Continuidad de la Vida, que encontrarás en tu recorrido por el malecón entre playa Los Pinos y Olas Altas , muy cerca de la Glorieta Sánchez Taboada. 

La obra plasma la continua armonía que debe existir entre el hombre y la naturaleza a través de los siglos. Representa a una pareja parada sobre una concha marina, frente a ella está un grupo de delfines que parecen saltar del agua gracias al efecto visual que provoca la fuente que funciona como base de la escultura.

Todo el monumento se encuentra en una explanada que extiende el ancho del malecón en esta área y que de igual forma sirve para paseo familiar que para disfrutar un rato saboreando los dulces de los vendedores colocados a su alrededor; mientras los jóvenes presumen lo bien que dominan el arte de andar en patines o bicicleta.

Su cercanía con la Glorieta Sánchez Taboada y Olas Altas hace que la actividad de esta zona genere una verdadera verbena al caer el sol. Puedes visitar el Monumento a la Continuidad de la Vida como antesala para una deliciosa cena en los restaurantes de Olas Altas o la Plazuela Machado, o simplemente disfrutar de la música, risas y antojos típicos que se adueñan del ambiente mientras la fresca brisa marina te hace olvidar el calor de medio día.

Cómo llegar

Si te encuentras en la zona de Olas Altas o el Centro Histórico puedes llegar caminando una vez que el sol baje de intensidad en la tarde.

La ruta de camión urbano Jabalíes recorre el Paseo Claussen.

También puedes utilizar transporte de alquiler como taxis y pulmonías.

Comments

comments

Powered by Facebook Comments